La vida se constituye a partir de una forja de identidad.

×